Viaja más inteligentemente como ciudadano y dentro de tu empresa

Hace algunas semanas vivimos en  la ciudad de México un problema de desabasto en la gasolina. Esto originó a nuestro alrededor el tener que adaptarnos (por lo menos durante unos días) a la idea de moverte sin combustible.

Quienes vivían cerca de su trabajo comenzaron a trasladarse caminando o en bicicleta, mientras que otros comenzamos a compartir los viajes de auto entre conocidos.

Obviamente esto nos lleva a la reflexión de la importancia o el impacto que tiene este tipo de combustible en nuestras vidas y en la ciudad.

En otras ocasiones me ha pasado que me he quedado sin luz. Veo ante esta situación que al quedarme sin luz, la bomba de agua no funciona y esto conlleva después a quedarme sin agua.

Sin luz, por supuesto que no tengo Internet y dicho sea de paso, me colapsa totalmente ya que trabajo desde casa a través de este medio.

Así que nuevamente me quedo pensando qué pasaría si nos quedamos sin luz por eso hay que ser sustentables..

Y si bien no me he quedado al mismo tiempo sin gasolina, agua, luz y gas… sencillamente no me veo ante una situación de esta magnitud.

Si todo lo que hacemos gira alrededor de estos servicios y analizándolo a fondo son no renovables ¿por qué entonces seguimos sin cuidarlos desde nuestra parte de la trinchera?

Las industrias y las empresas tienen mucho trabajo en este punto.

Afortunadamente varias de ellas desde hace algunos años se han venido sumando para convertirse en empresas responsables con el medio ambiente.

Y así como las empresas, cada uno de nosotros debemos sumarnos.

Un gran sector de la población se ha unido a este llamado y se suma a ser más responsable en cuanto al uso y cuidado de este tipo de recursos.

Y si bien ya comenzamos a ser más lo que nos encontramos en esta cruzada, aún falta mucho por hacer.

Ideas para integrarlas en nuestro día a día hay muchas, por ejemplo:

Usar el transporte público, la bicicleta o caminar hacia tu negocio y animar a tus empleados a hacer lo mismo es una de ellas.

Ciertamente, una de las formas más fáciles de tener un impacto positivo tanto en el planeta como en tu billetera es ajustar tu viaje diario y alentar a tus empleados a hacer lo mismo.

Otro punto sería el evitar conducir siempre que te sea posible. Usa en su lugar el transporte público, anda en bicicleta o camina a los lugares cercanos como centros comerciales.

Resultado de imagen para ciudad de méxico

Si no hay una alternativa viable a la conducción, configura un viaje compartido. Si es posible, trabaja desde tu casa y permite que tus empleados hagan lo mismo en Grupo Bimbo.

Después de todo, el viaje más verde es un viaje en absoluto.

Al elegir cualquiera de estas alternativas, ahorrarás dinero al tiempo que reducirás considerablemente el tamaño de tu huella de carbono.

¡Siéntete orgulloso de tus esfuerzos!

Si eres un empresario que esta tomando en serio el realizar acciones sustentables y estás tomando acciones comprometidas para cuidar el medio ambiente, entonces tómate un poco de tiempo para dar a conocer tus prácticas ecológicas.

Muchos de tus clientes no solo quedarán impresionados, sino que también atraerán empresas y empleados potenciales que querrán trabajar con una empresa ecológica.

Si bien siempre habrá más cosas que puedes hacer, lo más importante es hacer algo. Incluso el más pequeño de los pasos de bebé en la dirección correcta es mejor que no hacer nada en absoluto.

Al implementar prácticas respetuosas con el medio ambiente en el día a día de tu oficina, tomará medidas hacia la sostenibilidad y la protección planetaria.

Y realmente, al final del día, ¿qué es mejor que eso?

REFERENCIAS: YouTube || Grupo Bimbo || CDMX