No asumas que las soluciones diseñadas específicamente son equivalentes al software personalizado

Hoy en día ninguna empresa que maneje mercancías o tenga la responsabilidad de hacer una gestión con las mercancías como lo sería un depósito fiscal puede realizar sus funciones sin el apoyo de algún tipo de herramienta digital.

Es importante contar con los recursos y herramientas tales como un Sistema de Gestión de Almacenes o cualquier software de almacén para una empresa requiere un proceso de diligencia debido a que va mucho más allá de una verificación comparativa de casillas en un gráfico.

Ahora bien existe un error muy común a la hora de evaluar y decidirse por una solución para un negocio y es el asumir que las soluciones diseñadas específicamente son equivalentes al software personalizado.

Este es quizás el mayor error que cometen los compradores de Sistema de Gestión de Almacenes al elegir un sistema para su empresa.

Piensan que una solución lista para usar proporcionará una solución simple, mientras que les preocupa que una solución especialmente diseñada los envíe por el temido camino de tener que personalizar su software cuando, irónicamente, la mayoría de las veces es lo opuesto.

Aquí está la diferencia entre el software personalizado y el software especialmente diseñado: Tener el diseño preciso para la empresa donde se implementará.

Resultado de imagen para deposito fiscal

Las soluciones personalizadas se escriben desde cero y se prueban con frecuencia en el sitio (como es el caso de las modificaciones a las soluciones estándar).

En el caso de las soluciones especialmente diseñadas se ensamblan a partir de una biblioteca de características totalmente probadas y aprobadas en el campo que se configuran según especificaciones únicas perteneciente a los requisitos del negocio de un cliente.

Si bien el manejo de un almacén y sus diferentes procesos son similares en diferentes industrias, cada negocio tiene sus propias particularidades y esto es justo lo que necesitan que el sistema lo considere.

Las soluciones especialmente diseñadas se configuran en función de los mejores procesos para cada negocio en particular según lo determinado por estudios comparativos de tiempo / monetización en una característica por nivel de característica.

Y son totalmente compatibles con el ciclo de vida del sistema, a la vez que son altamente configurables para futuros cambios en la demanda comercial.

De hecho, el tipo de software de almacén especialmente diseñado cuando se realiza por empresas especializadas en este rubro, ofrece la opción de contar con diversas funcionales que comprende:

Resultado de imagen para software de almacen

Todo lo anterior deberá estar totalmente integrados en soluciones llave en mano que se configuren meticulosamente según las especificaciones exactas de cada negocio de los clientes.

Un software especialmente diseñado aborda todos los requisitos de procesamiento de una operación en particular, lo que significa que los clientes maximizan al máximo los beneficios de la automatización al tiempo que obtienen la ventaja competitiva de la productividad optimizada.

Y en el mercado actual es una ventaja que vale la pena buscar.