this for escaping w3 validation warning

hide


Decía mi difunto suegro que en paz descanse, “… hacer una mudanza es equivalente a un incendio” y cuanta razón tenía.

Para algunos suena fantástica la idea de mudarse a un nuevo espacio por lo que implica estrenar una casa, comenzar su independencia o iniciar una nueva vida.

Sea cual sea la razón de tu cambio, te motiva a comenzar a empacar, solo que al ver la cantidad de cosas y todo lo que conlleva, más el tiempo que está corriendo, es cuando muchos colapsan en esta monumental tarea.

Y lo peor que puedes hacer es comenzar de una forma caótica y desorganizada lo que aumentará más el estrés.

Para evitar esto, veamos un par de consejos para alivianar esta tarea:

1) ¿Cuánto tiempo tienes para hacer tu mudanza?

Este paso incluye las fechas de entrega de tu actual residencia y /o la fecha límite para llegar a tu nuevo espacio.

También es bueno considerar el número de personas que te pueden ayudar, ya que entre más personas ayuden más rápido será el movimiento.

Ten a la mano tanto las cajas, los acero estructural y de plástico necesarios más la cinta para embalaje y aquello que sea necesario para que ciertos objetos no se rompan o maltraten.

Lleva un control o seguimiento de lo que se empaca y en dónde va quedando: empaca por habitación y cada caja rotúlala. Lleva un control que puedas entender sin dar mayor detalle a los ojos externos.

Por ejemplo, en una libreta determina que H1 es la habitación principal y 001 es la caja 1 que contiene A, B, C cosas. Así cuando veas la nomenclatura H1-001 en tu caja buscarás en tu libreta que esa casa contiene A, B, C cosas y que va para la recámara principal de tu nueva vivienda.

De preferencia pide una mudanza especializada. Ellos saben perfectamente qué vehículo puede llevar todo lo que tienes y su mejor acomodo.

2) ¿Qué no debes olvidar hacer?

Has empacado tus pertenencias verifica lo que tienes que todo este en el camión de la mudanza y cuando llegues a tu nuevo hogar, nuevamente verifica.

La mejor forma de hacer esto es designar a una persona a que únicamente realice esta tarea, es decir, esté al pendiente de lo que se sube y si lo puede registrar, mucho mejor. Si esto mismo se hace a la llegada… genial.

De igual forma a la hora de llegar y para facilitar mejor las cosas, indícale a las personas que están bajando las cosas en dónde dejarlas (recuerda que H1 va en la recámara principal, entonces que todo lo que diga H1 te lo dejen de una vez en esa habitación y así sucesivamente).

También te recomendamos que marques los siguientes elementos en tu lista:

  • Hazles saber a a las personas que consideres necesario que te has mudado
  • Obtén lecturas de los medidores de agua, electricidad y gas. Toma fotos si sospechas que habrá algún debate sobre los datos
  • Actualiza o cancela contratos como los de gas, electricidad, televisión, teléfono y banda ancha de tu casa anterior y gestiona lo nuevo. Lo mismo con tus documentos personales.

La mudanza es una gran tarea y requiere una planificación organizada. Pero con la preparación suficiente, no debes preocuparte.

REFERENCIAS: YouTube || Habitación

0 comment /