Cómo vivimos los efectos visuales en las películas en las décadas de los 60s y 70s

 

La industria del cine se ha basado constantemente en algún tipo de efectos visuales incluso en los primeros años de la realización de películas.

Y si hay algo que atrapa en cualquier tipo de películas son sin duda la gama de efectos especiales.

Por ejemplo, veamos una par de décadas que dejaron su propia huella y son precursoras en los efectos especiales que han apoyado a lo que vemos hoy en día: las décadas de los 60s y 70s.

Resultado de imagen para cine

a) Durante los 60s

Los años 60 fueron la década de algunos efectos prácticos realmente impresionantes que tuvieron a los espectadores en completo “oooohhh” en lo que estaba ocurriendo en la pantalla.

Uno de esos momentos innovadores fue con la infame escena de batalla de esqueletos en Jason and the Argonauts (1963). Creado por Ray Harryhausen y realizado en completa animación stop-motion, pudo dar vida a estos esqueletos en la película e integrarlos con el actor real.

Esta es una secuencia muy famosa en la industria de los efectos que muchos artistas recuerdan incluso hoy.

Si bien ciertamente no soporta los efectos visuales de hoy, fue una secuencia innovadora para su tiempo y ayudó a allanar el camino para lo que estaba por venir.

Hay una razón por la que Pixar rindió homenaje a Ray Harryhausen en su película Monsters Inc. (El prestigioso restaurante se llama “Harryhausen’s”).

La película 2001: A Space Odyssey (1968) fue otra película que llevó los efectos especiales en las películas a un nivel completamente nuevo, utilizando diversas técnicas como miniaturas para muchas piezas de juego y rotoscopios dibujados a mano para combinar todo para la toma final.

El director de 2001: A Space Odyssey reunió a su propio equipo de efectos para crear la película y dar vida a su visión.

b) Durante los 70s

Los años 70 fueron otra década de avances en los efectos. Sin embargo, también fue un momento en que las casas de efectos se vieron afectadas por la recesión de la industria a principios de la década de 1970, con muchas tiendas cerradas.

No fue hasta 1977 cuando se lanzó la primera Guerra de las Galaxias y finalmente dio un giro para mejor.

Star Wars introdujo algunos avances en la tecnología de efectos especiales, y la gran cantidad de efectos en la película fue asombrosa, desde extraterrestres hasta naves espaciales y planetas.

La película también generó una nueva casa de efectos especiales, Industrial Light and Magic, que es uno de los estudios de efectos visuales más populares en la actualidad.

Star Wars no solo fue una película que todavía es impresionante para la industria de efectos visuales hoy en día, sino que películas de los 70 como The Hindenburg, The Poseidon Adventure y el clásico de terror The Exorcist reunieron muchas técnicas diferentes, como pinturas mate, que es una técnica que todavía se utiliza mucho en la industria de efectos visuales.

Los horribles efectos en The Exorcist como la rotación de la cabeza de 360 grados y muchos otros efectos grotescos hicieron de los años 70 una década muy impresionante en términos de efectos visuales.

Recuerdo esta escena cuando la vi en la gran pantalla y aún se me enchina el cuerpo… ahhhh

Ahora a los jóvenes los efectos les gusta visualizarlos en esas películas de acción en cartelera que los hace brincar, transportarse y prácticamente ser invencibles ante tanta bala y parkour y que salen sin raspones.

Las cosas evolucionan y seguirán cambiando. Aún no hemos visto todo lo que esta industria puede lograr :-)

Vídeos tomados de: Youtube y Vimeo.