this for escaping w3 validation warning


04
Jun

Las empresas son un pilar de la economía actualmente, generan empleos y ayudan a la industria sin embargo socialmente es un lugar al que le hace falta crecer en muchos sentidos, desde los derechos laborales a la forma de hacer las cosas, cosas tan aparentemente sencillas como una buena administración o un organigrama bien hecho y pensado.

Las mujeres que están en el mundo laboral se enfrentan a otras circunstancias que probablemente un varón en su vida las vivirá y esto muchas veces no se toma en cuenta o el ambiente tóxico de una empresa puede provocar mucha rotación del personal.

México es un país machista queramos aceptarlo o no. Es un problema que está tan arraigado en nuestra cultura que algunas veces debe de ser un hecho gigante para que lo veamos cuando la realidad es que está en nuestro día a día y se manifiesta de diferentes maneras.

El ambiente laboral por desgracia puede ser el espacio perfecto para demostrar esto, ya que existe una jerarquía, relaciones de poder, subordinados y otros factores que pueden ser una herramienta mal utilizada.

Las mujeres profesionistas enfrentan varios problemas a la hora de estar en un ámbito laboral y es que puede influir los prejuicios de los headhunters o del departamento de Recursos Humanos, el “riesgo” que es para la empresa contratar una mujer con el miedo a que se embarace o haber estudiado exactamente lo mismo y recibir un sueldo menor.

Aunque el panorama se pueda ver jodido la verdad es que a nosotras nos puede representar un obstáculo y nos obliga a tener que validarnos como personas y profesionistas. Esto no significa que sea imposible llegar a un puesto más alto pero la cantidad de energía y recursos que usemos es probablemente más alta.

Por fortuna estamos en una época de cambios en la que existen diferentes movimientos para facilitar la inserción al mundo laboral, hay muchas mujeres en lugares de poder y en lo personal espero que haya más en un futuro.