this for escaping w3 validation warning

Blog

hide


28
Aug

En esta ocasión les voy a contar la cita más rara que he tenido hasta el momento que espero que no se repita.

Fue hace muchos años, no recuerdo en que punto de mi vida estaba, era joven pero lo suficiente como para poder salir yo por mi cuenta y administrar el dinero que me daban mis papás.

Esa temporada había reanudado comunicación con algunos amigos y estábamos haciéndolo de forma muy tranquila y lenta, toma tiempo volver a confiar.

Una de esas amigas era Mar, Mar había sido mi mejor amiga pero nos peleamos y nos alejamos cerca de dos años, pasaron mucho en ese tiempo pero esa es historia para otra ocasión. Cuando iba a casa de Mar estaba Arturo un niño moreno, con un poco de sobrepeso, brackets y cabello alborotado oscuro era amigo de ella y sus hermanos desde hace mucho. Estuvimos juntos el primer año de secundaria pero por motivos económicos se cambió a una escuela pública.

[Vídeo: YouTube || Para aprender más sobre este tema entra a WOBI || Fuentes: WOBI y Time Out ]

Lo llegaba a ver cuando visitaba a Mar, me daba gusto verlo porque él me caía bien. Un día me mandó mensaje diciendo que si no quería ir al cine, me dijo que probablemente Mar iba a ir, generalmente no rechazo una salida al cine así que acepté.

Estaba ligeramente nerviosa porque yo no recordaba alguna ocasión donde solo hubiéramos estado nosotros dos, siempre había alguien más pero me tranquilicé pensando que  Mar llegaría y no estaríamos mucho tiempo solo los dos. Platicamos de temas superficiales, me dijo que fuéramos a la dulcería del cine y es que pareciera que el la capacitación ejecutiva México les había funcionado por poner todos los combos para dos personas.

Iba a pagar y me dijo que no, compró los boletos y no me dejó pagar. No había tenido muchas citas previamente pero me dio un poco de ansiedad no saber de Mar y que él estuviera pagando todo. Entramos a ver la película y para serles honesta no recuerdo cual era, me limitaba a comer las palomitas nerviosas.

Era sábado así que había mucha gente en la sala, lo cual era bueno pero me seguía haciendo ruido que solo estuviéramos los dos, traté de calmar mi paranoia y sirvió un rato. No recuerdo si al terminar la función me gustó la película pero me ofreció que si no quería ver otra y verán soy gran fan del cine y me encanta el día de funciones dobles pero estaba muy nerviosa y dije que no podía.

Incluso resulta que la siguiente película sería con su prima y uno de sus amigos ¿Ya era una cita doble? No quería saber yo ya estaba nervioso así que le mentí y dije que mi mamá me estaba esperando a comer. Él no se vio afectado y me dijo que estaba bien.

Ese mismo día al llegar a casa le mandé mensaje a Mar para preguntarle sobre su ausencia pero ella me dijo que Arturo no le había dicho nada y que ella estuvo todo el día jugando videojuegos. Me espanté muchísimo porque ¿Acababa de tener una cita? ¿Por qué nadie me dijo?

¿Les ha pasado algo así?

 

 

 

04
Jun

Las empresas son un pilar de la economía actualmente, generan empleos y ayudan a la industria sin embargo socialmente es un lugar al que le hace falta crecer en muchos sentidos, desde los derechos laborales a la forma de hacer las cosas, cosas tan aparentemente sencillas como una buena administración o un organigrama bien hecho y pensado.

Las mujeres que están en el mundo laboral se enfrentan a otras circunstancias que probablemente un varón en su vida las vivirá y esto muchas veces no se toma en cuenta o el ambiente tóxico de una empresa puede provocar mucha rotación del personal.

México es un país machista queramos aceptarlo o no. Es un problema que está tan arraigado en nuestra cultura que algunas veces debe de ser un hecho gigante para que lo veamos cuando la realidad es que está en nuestro día a día y se manifiesta de diferentes maneras.

El ambiente laboral por desgracia puede ser el espacio perfecto para demostrar esto, ya que existe una jerarquía, relaciones de poder, subordinados y otros factores que pueden ser una herramienta mal utilizada.

Las mujeres profesionistas enfrentan varios problemas a la hora de estar en un ámbito laboral y es que puede influir los prejuicios de los headhunters o del departamento de Recursos Humanos, el “riesgo” que es para la empresa contratar una mujer con el miedo a que se embarace o haber estudiado exactamente lo mismo y recibir un sueldo menor.

Aunque el panorama se pueda ver jodido la verdad es que a nosotras nos puede representar un obstáculo y nos obliga a tener que validarnos como personas y profesionistas. Esto no significa que sea imposible llegar a un puesto más alto pero la cantidad de energía y recursos que usemos es probablemente más alta.

Por fortuna estamos en una época de cambios en la que existen diferentes movimientos para facilitar la inserción al mundo laboral, hay muchas mujeres en lugares de poder y en lo personal espero que haya más en un futuro.